Max Heindel

an image
23 de julio de 1865

En aquel día nacía quién se llamaría CARLOS LUIS GRASSHOOFF con la elevada misión de lanzar un movimiento a favor del IDEAL CRISTIANO, ayudando así a restituir a su pureza primitiva las enseñanzas de CRISTO, completamente desvirtuadas por la ignorancia y maldad de ciertos seres humanos.

Abandono su ciudad natal Copenhague y su patria, Dinamarca, para salir por el mundo a ver otros pueblos, usos y costumbres diferentes, a fin de conocer mejor a los seres humanos y así crecer más de prisa anímicamente.



Llegó el tiempo en que tomaría definitivamente el camino espiritual y entonces él, que ya había roto los lazos sanguíneos de familiar abandonó también su nombre de bautismo, tomando otro que resumiría toda su elevada aspiración: MAX HEINDEL.

HEINDALL, guardián del Arco iris,

Era su íntimo deseo volverse lo más sensible que pudiera al Poder Divino, a fin de obtener sabiduría espiritual y terrena que pudiera compartir con los seres humanos que estuvieran necesitados de ella para adelantar en su ascensión espiritual, y de verdad conseguir realizar su más caro anhelo.

Fundó la FRATERNIDAD ROSACRUZ, a quien dio todo cuanto poseía de terreno y de cielo!. Pero cuando había realizado esta Obra extraordinaria que tiene su Sede principal en la cumbre de un monte próximo a la ciudad de OCEANSIDE, en California, abandonó la existencia terrena, teniendo apenas cincuenta y tres años, cinco meses y catorce días, dejando sobre la tierra en que tanto sufrió, lucho y aprendió, un rayo de Luz Espiritualizante y de salud, para regresar a su verdadera Patria, el Mundo Espiritual o Celeste.

Consiguió un alto desenvolvimiento, tanto en el campo religioso, tornando la religión más cristalina y fuerte, como en lo científico, pues la Filosofía Rosacruz, enteramente cristiana armoniza perfectamente con la ciencia y con el progreso, habiendo sido actualizada y traída al público en general por MAX HEINDEL que la convirtió en una verdadera ciencia de vida, dando ayuda a los sanos y a los enfermos, procurando iluminar la conciencia de todos y volviéndolos así más felices y aptos para las luchas que constituyen la vida de cada uno de nosotros.

La obra literaria de MAX HEINDEL, en que palpita su corazón bondadoso y su intelecto profundo y armonioso, lo que constituye un verdadero sello de gran ocultista y místico cristianos un verdadero tesoro para los más adelantados seres humanos.

Las Enseñanzas Rosacruces cuando uno se esfuerza en vivirlas días tras día, no alcanza el lenguaje humano expresar lo trascendente, solo puede manifestar que nos van guiándonos como pequeñuelos, permitiéndonos cosas que poco a poco vamos dejando de lado hasta que aprendemos a caminar, no sin los consabidos tumbos, antes de lograrlo plenamente y sentir el goce interior cuando nos afirmamos y percibimos en todo el ser, la atmósfera suave y vivificante que proviene de las alturas.

an imageDurante el verano de 1905, a causa de exceso de trabajo por su gran deseo de conocimiento espiritual, Max Heindel enfermó seriamente de insuficiencia cardíaca en los Angeles pasando la mayor parte del tiempo que duró esta enfermedad fuera del cuerpo, trabajando conscientemente en su búsqueda.

En 1907 viajó a Alemania donde esperaba encontrar un Maestro que pudiera ayudarlo, según le aseguró una amiga, pero desilusionado por lo que halló, estaba preparándose para retornar a los Estados Unidos, y mientras esperaba la salida del vapor, tuvo una visita de quien, más tarde conoció como "El Maestro".

Las Enseñanzas que buscaba le serían dadas siempre y cuando las guardara en secreto. No aceptó el ofrecimiento y El Maestro se fue y lo dejó solo para aparecer nuevamente en su cuarto, diciéndole que había pasado la prueba y que dichas enseñanzas tenían que ser dadas al público en forma escrita en la primera década del siglo es decir antes de 1909.



Le dieron instrucciones de cómo llegar al Templo de la Rosacruz, cerca de la frontera entre Bohemia y Alemania, donde pasó un mes en comunicación directa con los Hermanos Mayores, recibiendo instrucciones personales y las enseñanzas contenidas en el Concepto Rosacruz del Cosmos.

Regresó a Estados Unidos en la primavera de 1908, corrigiendo el Concepto en el verano de dicho año y terminándolo en el mes de septiembre.
El 10 de agosto de 1909 contrajo matrimonio con Augusta Foss.

Después de denodados esfuerzos, logró la publicación del Concepto, en noviembre de 1909, alrededor de cinco semanas antes del fin de la primera década del siglo.

El propio Max Heindel manifestó: "Vi nuestra Sede Central y una multitud de gente venir de todas partes del mundo para recibir la Enseñanza; miré a esas mismas gentes salir de allí para llevar consigo bálsamo a los afligidos tanto de cerca como de lejos...

En diciembre de 1910 Max Heindel, enfermó, desde la cama escribió su primera carta a los Probacionistas.

El que se acepta para estudiar las Enseñanzas Rosacruces puede hacerlo, con tal de que no sea hipnotizador, médium, quiromántico, o astrólogo profesional; las lecciones no tienen precio; la obra se lleva a cabo por medio de ofrendas voluntarias y el producto de la venta de sus libros.

En su discurso inaugural, de 1911,dice Max Heindel: "El propósito de la Fraternidad Rosacruz es reunir y armonizar todos y cada uno de sus miembros por medio de una enseñanza Cristiana superior, que constituirá una Religión Científica y Artística, la cual reunirá un día a todas las Iglesias en una Fraternidad Cristiana".
Este año se conmemoraron con gran jubilo y alegría los 100 años de la Publicación del Concepto Rosacruz del Cosmos.

an image
¡Gracias! A nuestro querido Instructor Max Heindel y la que en vida fuera su compañera espiritual Sra. Augusta Foss Heindel, por su vida, ejemplo y el maravilloso legado que nos permitió tener las Enseñanzas de la FRATERNIDAD ROSACRUZ.