Cartas a los Estudiantes


Durante ocho años, Max Heindel, el místico y ocultista, estuvo enviándoles a los estudiantes de la Fraternidad Rosacruz una carta mensual repleta de valiosa información, explicando la causa de muchas dificultades ocurridas en la vida diaria, no solamente en las de las personas, sino en el de las naciones también, y dándoles a la vez una factible solución a las mismas. Estas cartas, en número de noventa y siete, que fueron enviadas en el espacio de tiempo que abarcan las navidades del año 1910 al mes de enero de 1919, constituyen el asunto de este libro.

Siendo el mensajero autorizado de los Hermanos Mayores de la Orden Rosacruz, y por lo tanto, en estrecho contacto con ellos, Max Heindel estuvo continuamente recibiendo y dando esta información oculta a sus estudiantes sobre la pasada, presente y futura evolución de la vida y de la forma, cuya información, debida a la tutela que sobre el ejercían los Hermanos de la Orden, pudo llegar a la comprobación de la misma y añadir por si mismo muchos detalles. Las cartas de este libro contienen, además de las luces generales sobre la Filosofía Rosacruz muchas indicaciones practicas y provechosas para vivir la vida del místico Cristiano.

En muchas de estas cartas aparece una referencia a lecciones que acompañaban a las mismas. Cada carta iba acompañada de una lección en forma de folleto. La mayor parte de estas lecciones han sido ya publicadas en libros, y pueden ser de valor para los lectores de esta obra.

Al ofrecer estas cartas al mundo tenemos la sensación de que contribuimos con ello a proporcionarle una fuente de estudio de valor e importancia permanentes, de la que el estudiante esotérico obtendrá ayuda eficaz en su progreso sobre el Sendero.