Astrodiagnosis


La Astrodiagnosis es la Ciencia y el arte de obtener un conocimiento científico respecto a las enfermedades y sus causa según indicaciones de los planetas, así como los medios para dominar la dolencia. Esta nueva ciencia de diagnosis y de curación esta lentamente ganando ascendencia ene l mundo médico. Es una ciencia que no dará de lado a la vieja escuela de medicina y de diagnosis, sino que e suna adición a la misma. No obstante, confiamos que la medicina oficial aceptará con el tiempo este nuevo método.

Actualmente hay muchos médicos que voluntariamente cooperan con las nuevas escuelas de Osteopatía, cura natural y quiropráctica etc. , y estos hombres de mentalidad abierta y comprensiva están dispuestos para aceptar un método más avanzado de diagnosis cuando se les haya demostrado su eficacia y de que es digno de confianza.

La dependencia completa sobre los síntomas externos para localizar la enfermedad y descansando exclusivamente en la acción de los medicamentos, nos ha costado millones de vidas en las edades pasadas. Pero ahora el hombre se esta despertando a la luz, esta adquiriendo una mentalidad amplia que le impide aferrarse obstinadamente a los métodos antiguos, los cuales se ha probado, por sus muchas equivocaciones y por el sacrificio de muchas vidas, que son inadecuados.

La Ciencia Médica con sus mejores instrumentos, los rayos x, el diagnostico por el iris, los análisis de la sangre, etc. ha hecho grandes esfuerzos para conseguir mejores métodos de diagnosis. Pero no esta muy lejano el día cuando se admita generalmente que si se sabe de antemano cual es el eslabón mas delicado de la cadena, el que conozca por la ciencia de las estrellas donde debe indagar el médico para encontrar la causa de la enfermedad, es, sin disputa el mejor medio.

Los médicos tocaran en seguida el origen de la enfermedad y también conocerán los mejores métodos para efectuar la cura. Cuando ellos puedan utilizar la llave del alma, el horóscopo, encontraran también el tratamiento al que el paciente responderá mejor. Conocerán así mismo el carácter del enfermo, bien si su voluntad es débil o si es de naturaleza negativa o emocional. Entonces el médico conocerá muy bien los métodos que debe emplear para la cura, con arreglo a los informes obtenidos de tal modo.

La enfermedad puede ser clasificada bajo dos títulos: latente y activa. Los "síntomas" nos dan los indicios de la dolencia que se halla en el proceso de materialización. Las tendencias latentes hacia una enfermedad están indicadas por las afecciones planetarias en el horóscopo al nacer. En algunos casos tales tendencias podrán permanecer latentes durante toda la vida, debido a que el nativo haya vivido de tal modo que no haya causado en el cuerpo ningún esfuerzo que hubiera dado ocasión a los planetas para materializar su latente debilidad congénita.

Si hay en la cadena un eslabón débil, pero si no se somete a la cadena a ninguna tensión ni esfuerzo, la cadena permanecerá intacta. Asimismo, en el caso de las aflicciones planetarias, también pueden permanecer latentes. Pero si el sujeto en cuestión abusa de su organismo, inmediatamente se harán manifiestos estos puntos débiles. Esto nos da a nosotros la segunda clase de enfermedad: el tipo activo. Cuando se ha provocado la acción de los aspectos planetarios y ha aparecido la enfermedad, las posiciones progresadas planetarias darán al medico la clave de la dolencia.

Cuando los hombres médicos, los científicos, los ocultistas, los científicos y los astrólogos hayan llegado a una amistosa inteligencia, cuando los descubrimientos sucesivos den a los hombres unos pensamientos más amplios y no dejen lugar a diferencias de criterio entre unos y otros, entonces la humanidad conocerá que los terrores y los dolores de la mesa de operaciones son cosas del pasado. Entonces se disfrutara universalmente de la más benéfica salud, porque se enseñara al hombre el modo de vivir con objeto de evitar el sufrimiento.

Los médicos tendrán entonces la misma ansia para mantener en salud a la humanidad, como ahora la tienen para hacer que el hombre se restablezca de la enfermedad. Nosotros creemos que no esta muy lejano el día en que los gobiernos sentirán la necesidad de pagar sus honorarios a los médicos para que estos enseñen al hombre el modo de salvar escollos que conducen a la enfermedad.